marcha blanca ctera 1988 celeste
24 de mayo de 2014
20:05 hs
Etiquetas:
Los maestros no dejamos de enseñar, enseñamos a luchar

Todos los días 23 de mayo los docentes de Argentina celebramos el Día del Trabajador de la Educación rememorando la maravillosa e histórica Marcha Blanca que durante el año 1988 unificó a la CTERA. Fue una marcha que consolidó eses proceso identitario de Trabajadores, nos dio a los trabajadores de la educación la idea de unidad, no solamente la unidad en las organizaciones sindicales, sino la unidad en CTERA.

Sin embargo nuestro sindicato, la AMSAFE, por una decisión tomada por una minúscula asamblea, alejada de los intereses de la base docente y las necsidades y urgencias estratégicas del conjunto, había decidido quebrar esa unidad sacando a la AMSAFE de la CTERA. Es por eso que los docentes santafesinos participamos como docentes de base de aquella jornada de lucha y muchos subieron en colectivos que venían de otras provincias. Precisamente en la última actividad de formación de la CTERA el pasado 16 y 17 de mayo en las instalaciones del auditorio de AMSAFE, muchas compañeras hacían referencia a los lazos de unidad, solidaridad y fraternidad gestados en esa lucha, compartiendo el colectivo en el viaje a Buenos Aires, cuando levantaban a compañeras que subían en nuestra provincia, a colectivos que habían partido de Chaco, Formosa o Misiones.

Constitución de Identidad La Marcha Blanca del 88 es seguramente junto al Congreso de Huerta Grande y la Carpa Blanca, uno de los momentos en que se consolida la configuración de la CTERA como construcción colectiva de los trabajadores, democrática, pluralista y combativa.  Los docentes demostramos lo que éramos capaces de hacer, de movilizar, fue la constatación de nuestra propia fuerza.  A fines de la década del 80, se había iniciado una etapa de consolidación de la CTERA con la lucha por el salario básico unificado, paritarias nacionales y una ley nacional de educación. 
A comienzos de 1988 y frente a la inexistencia de respuestas por parte del gobierno, el conflicto se hizo inevitable. El Congreso Extraordinario votó la huelga por tiempo indeterminado.
No se llegó a ningún acuerdo con el gobierno de Alfonsín y frente a la fragmentación del salario y del sistema educativo, se plantearon lo que serían los ejes convocantes de la lucha:
* nomenclador básico común y unificación del sueldo básico del maestro de grado jornada simple en 770 australes, 
* Estatuto Federal del Trabajador de la Educación, 
* Ley de Educación. 
Con ese pliego en el horizonte de lucha, el 14 de marzo de 1988 da comienzo el paro por tiempo indeterminado, período en el cual se suceden infructuosas negociaciones con el Gobierno Nacional y con los gobiernos provinciales. Con altísimo acatamiento en todo el país, aún por los docentes no sindicalizados, los privados o de otros sindicatos tradicionalmente enfrentados a la CTERA y se extendió a las Universidades, impulsado por la Confederación de Docentes Universitarios, CONADU.
42 días de huelga La docencia argentina protagonizó lo que muchos consideran una gesta histórica para la educación del país, en la lucha en defensa de la escuela pública junto al pueblo: el 18 de mayo, desde el norte, el sur y el oeste del país partió una marcha que convergió en la Capital Federal el 23 de mayo.
6 días atravesando pueblos y ciudades, las compañeras y compañeros fueron recibiendo la solidaridad de miles de argentinos,

«recuperar la alegría de enseñar y aprender» Convocados frente al Obelisco, miles de trabajadores de la educación de todo el país llenaron varias cuadras de la avenida 9 de julio, en tanto la Plaza de Mayo permanecía cercada por las fuerzas de seguridad. 
Al día siguiente, en un Congreso de la CTERA, si bien no se habían conseguido todas las reivindicaciones y continuaba debatiéndose el espinoso tema de los descuentos realizados por algunas jurisdicciones, se decidió el levantamiento de la medida de fuerza. Se había conseguido la aprobación de un nomenclador básico común y la unificación salarial en 21 de las 25 jurisdicciones. También el Congreso Nacional había sancionado un paquete impositivo para proveer un mayor financiamiento a la educación y estaba presente la expectativa por lograr la sanción de una ley de Paritaria Docente.

El VII Congreso Extraordinario de CTERA declaró el 23 de mayo Día del Trabajador de la Educación, para recordar que en nuestras luchas «los maestros no dejamos de enseñar, enseñamos a luchar».

OTRAS NOTICIAS

20/05 NUEVA PROPUESTA PARITARIA PROVINCIAL DOCENTE
mayo 20, 2024
PARO NACIONAL DE TODOS LOS DOCENTES DEL PAÍS: JUEVES 23 DE MAYO
mayo 20, 2024
LA CAPITAL: RODRIGO ALONSO EN 125 ANIVERSARIO DE LA ESCUELA MORENO
mayo 17, 2024
CONVOCATORIA A PARITARIA DOCENTE
mayo 17, 2024
NO A LA LEY BASES: CONFERENCIA DE PRENSA AEROPUERTO DE SAUCE VIEJO APA CTA SANTA FE (AERONAUTICOS)
mayo 17, 2024
LAS JUBILACIONES NO SE TOCAN: GRAN PRESENCIA DE COMPAÑERAS/OS EN LA CHARLA INFORMATIVA DE AMSAFE LA CAPITAL
mayo 17, 2024
BASTA DE DESCUENTOS, BASTA DE AMENAZAS
mayo 17, 2024